e-mail
Contraseña

Español
2 de Octubre
Julio Iglesias pone Dubai a sus pies
Amelia Cruzado
Emiratos Árabes Unidos El Correo del Golfo
Leer artículo
12 de Septiembre
Julio Iglesias inicia con lleno total la gira que le traerá hasta Dubai
Emiratos Árabes Unidos EL CORREO del GOLFO
Leer artículo
4 de Septiembre
JULIO IGLESIAS THE COLLECTION: Una espectacular caja con 10 discos para celebrar sus 50 años en los escenarios
España Sony Music
Leer artículo
Julio Iglesias, el caballero universal
1 de Junio de 2017
Por: Celeste Rodas De Juárez, El Nuevo Herald
 
Hace una docena de años tuve la oportunidad de entrevistar a Julio Iglesias en su residencia de Punta Cana. Para mi sorpresa, cuando el portón de su mansión se abrió frente a mí, no era su ama de llaves quien me daba la bienvenida, sino el propio Julio Iglesias y su esposa Miranda. Esta semana, me tocó vivir una sorpresa similar, pero por teléfono. Para esta entrevista, él mismo fue quien me llamó, sin asistentes de por medio.

—“¡Hola, Celeste! ¡A que no adivinas quien te habla!”, me dijo jovialmente con su acento español.

Saludos de por medio y una que otra broma (a Iglesias le encanta contar chistes), vamos encausando la conversación hacia su nuevo disco: México & Amigos, el cual incluye duetos con Joaquín Sabina, Juan Luis Guerra y Plácido Domingo, entre otros.

¿Qué diferencia hay entre este álbum y tus trabajos anteriores?

La pasión sigue siendo la misma, pero obviamente hay un cambio: en los anteriores yo tenía 37 y ahora los números se han divertido: tengo 73 (risas).

Tengo algunos años más, es cierto, pero estoy vivo y coleando. No he perdido las ganas de nada, estoy más acelerado que nunca porque tengo la llama siempre encendida y por eso sigo nadando todos los días aunque no encuentre la orilla: la sigo buscando porque el que no es buscador no encuentra nada.

¿Y qué es lo que buscas con tanto afán?

Busco tiempo, busco gente, busco entender más, saber más, tener más colores y más sabores para disfrutar también más de la vida. Creo que eso me ha ayudado a seguir activo en la música por cincuenta años y haber hecho lo que he querido hacer con mi carrera: ir a cantar a Finlandia, China… al mundo.

Cuál dirías que ha sido la clave para esa vigencia inagotable…

El agradecimiento. Yo no tomo por sentado que alguien se gaste cien dólares para ir a verme a un concierto; que una mujer salga temprano de su trabajo para ir a la peluquería para arreglarse, para correr a pesar del tráfico y buscar dónde estacionar su coche… Y todo para verme en un concierto. Me emociona todo eso y lo agradezco.

A los 73 años puedo decir: los artistas tenemos que pensar en todo esto, dejar de sentirnos artistas y ser más modestos, agradecidos, pensar en todo eso.

Hablemos de “México & Amigos”. De los duetos que hiciste, ¿cuál te causó especial emoción?

¡Todos! Sé que suena muy cliché, pero cada dueto tuvo su encanto.

En este álbum incluiste duetos con varios intérpretes más jóvenes como Mario Domm y Pablo Alborán, ¿Por qué no un dueto con tus hijos?

Yo te diría a lo mejor porque ellos no quieren, pero a lo mejor la culpa será toda mía: no he querido cambiar el rumbo de un enfoque tan bonito que tienen ellos, quienes son muy independientes y no quise interrumpir sus carreras porque no soy nadie para hacerlo. Si algún día surgiera, enhorabuena, pero no fue ni es el momento ahora. Pero sí, a mí me encantaría.

En el pasado he cantado con Julio, lo he llevado conmigo muchas veces y es un gran chavalo. Los dos son muy buenos chavalos, buenos artistas, muy buenas personas.

¿Y buenos hijos?

También. Mis hijos nacieron buenos hijos porque lo llevan en los genes. Cuando veo a mi hijo Enrique hablar, o escucho a mi hijo Julio o a Chabeli… Parece que estuviera hablando yo, porque nos parecemos mucho.

¿Se parecen a ti, Julio, como hijo? Porque tu eras muy consentidor con tu padre….

No sé. Habrá que preguntarle a ellos cómo se ven en ese papel…. Yo amaba a mi padre profundamente. Fue el gran amor de mi vida. Si me preguntas si hay algo que quisiera inventar, sería una máquina del tiempo que me permitiera rescatar un momento con él. Me encantaría decirle otras veces más lo mucho que lo quiero y cuánto lo extraño porque él sin duda fue mi más grande amigo, mi gran amor.
Volver
  Facebook   Twitter   Google +   Youtube   Instagram
— AVISO DE COOKIES —
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies. X