e-mail
Contraseña

Español
Julio Iglesias hace cantar de nuevo al presidente de Haití, Michel Martelly
29 de Diciembre de 2012
Por: Ramón Santos, Agencia EFE
 

Julio Iglesias ofreció hoy en el anfiteatro de Altos de Chavon de La Romana (este de República Dominicana) un concierto intimista en el que se dio el lujo de compartir escenario con el presidente de Haití, Michel Martelly.

Iglesias inicio su actuación bajo una noche fresca y húmeda en la que hizo varias alusiones a las relaciones entre la República Dominicana y Haití, los dos países que comparten el territorio de la caribeña isla de La Española.
Estas menciones obedecían a que su presentación fue ofrecida para recaudar fondos en favor de una institución presidida por la primera dama de Haití, Sophia Martelly, quien acompañaba a su esposo, al igual que el primer ministro del país, Laurent Lamothe, y la ministra de Turismo, Stephanie Balmir Villedrouin.

"Mi vida está muy relacionada a este país y me gustaría verlo crecer más rápido", dijo Iglesias en alusión a República Dominicana, antes de dirigirse a Martelly, quien estaba sentado en primera fila: "Presidente, Haití lo necesita a usted para salir adelante".

El multipremiado artista continuó su espectáculo con la canción "De niña a mujer" que -recordó- compuso para su primera hija, Chabeli.
Constantemente el cantante pedía la integración en el espectáculo del público que, gustoso, le complacía cada vez. El español tenia energía y le gustaba mostrarla en el escenario, al igual que sus tres hermosas coristas, que se paseaban sinuosas ante el público.

El intérprete de "Me olvidé de vivir" cantaba y hablaba y al hacerlo parecía contar sus propias vivencias. Iglesias lucía empeñado en que la gente conociera la historia de sus canciones, un lujo que un cantante como él puede darse.
"Me gustan los mundos donde no haya fronteras y menos para los niños", exclamó Iglesias antes de invitar al escenario a Martelly, a quien recibió con un fuerte abrazo.
Iglesias saludó a Martelly en francés y le expresó su gratitud por acompañarle en el espectáculo, a lo que el presidente haitiano, siempre sonriente, respondió: "Julio, permíteme practicar mi español", ante la carcajada de las 5.000 personas que llenaban el anfiteatro.

"Me gustaría saludar al presidente dominicano Danilo (Medina) y al canciller (Carlos) Morales, quienes están aquí presentes, así como al pueblo dominicano, al que mi país quiere tanto", agregó el excantante.
Un Martelly siempre sonriente, que agradeció al español su presentación, por ser a beneficio de los niños de Haití, conectó de inmediato con el público cuando dijo que siendo él un cantante toda la vida, jamás imaginó que un día estaría al lado "de un cantante llamado Julio Iglesias".
A continuación, Iglesias invitó a su ilustre compañero de escenario a interpretar la canción "Corazón, corazón", que cantaron en español.

Martelly lució una voz clara y firme y varias veces recibió la ovación del público, sobre todo por la segunda interpretación que hizo con el intérprete español.
Antes de cantarla, Iglesias y Martelly bromearon sobre sus respectivas esposas, quienes estaban presentes. El presidente haitiano se refería a que su esposa, antes de serlo fue su amiga, mientras que Iglesias respondió que la suya, primero fue su mujer y ahora es su amiga.
Entre risas y mutuos elogios pasaron a cantar "To all the girls I loved before" (A todas las mujeres que amé antes) que Iglesias hizo famosa con el estadounidense Willie Nelson.
Al terminar, el artista madrileño abrazó de nuevo a Martelly, quien se retiró luego de saludar al público, quien le rindió una nueva ovación.

El espectáculo continuó con el intérprete de "Hey" destacando las cualidades de su amigo, el famoso modisto dominicano Oscar de la Renta, quien estaba presente entre el público, al igual que la no menos afamada periodista norteamericana Barbara Walters.

Junto a ellos, entre los espectadores figuraban personalidades como el excandidato presidencial por el opositor Partido revolucionario Dominicano (PRD) y presidente de esa fuerza política, Miguel Vargas.
"Si Haití no progresa, la República Dominicana no progresa, aunque esto suene como otra lengua", señaló Julio Iglesias, quien continuamente emitió comentarios en favor de una mejor relación bilateral entre ambas naciones.
La exitosa actuación de Iglesias en República Dominicana concluyó con la canción "A mi manera", que provocó las últimas grandes ovaciones del público, agradecido por este singular espectáculo.
Volver
"Si un concierto mío no ha sido bueno, me muero de pena": Julio Iglesias
30 de Octubre de 2012
Por: Diego Morales, RCN La Radio
 
Uno de los cantantes más importantes de habla hispana, Julio Iglesias, regresa al país con todo su romanticismo en su única presentación el 9 de noviembre en el coliseo de la UPB de Medellín.
En diálogo con RCN La Radio, el intérprete aseguró que la pasión es su más grande secreto para mantenerse vigente tras más de cuatro décadas de trayectoria y cerca de 5 mil conciertos.

"La idea de que mi vida sea un privilegio y el hecho de ponerle pasión a todo, es la clave. Estando en un escenario, si el concierto es bueno, me muero de la alegría, y si el concierto no ha sido bueno, me muero de pena", indicó. 

Respecto a su "viaje musical por Colombia” en el que hizo una versión de 'La Gota Fría' de Emiliano Zuleta , Iglesias dijo que le encanta el vallenato y la cumbia porque “son ritmos que se bailan naturalmente y traspasan las fronteras. Me encanta Colombia, no es broma".

Aunque los años han alimentado la imagen de seductor de Julio Iglesias, el cantante dijo que "es un cuento chino" que surge de su gusto por las mujeres, "por lo que aprendo de ellas, por lo que he sentido por ellas y por lo que significan en mi vida. Si fuera un maricón, sería un buen maricón". 

Julio, que en su juventud se desempeñó como jugador del Real Madrid, señaló que tiene una propuesta de hacer un disco con artistas jóvenes como Bruno Mars, pero agregó que no sabe cómo hacerlo. 

"Es muy difícil la idea de hacer un disco con canciones que a lo mejor no siento o no entiendo",sostuvo.

Julio Iglesias aseguró que en su vida no tiene lugar el arrepentimiento, "lo que tengo que dar es gracias, el arrepentimiento es un irrespeto al público". 

Finalmente dijo en tono jocoso que quiere vivir 177 años, por lo tanto, indicó que aún le quedan muchos años de cantante. "Se van a aburrir de escucharme. No estar de moda y seguir cantando es un sueño".

Website: RCN La Radio
Volver
  Instagram   Facebook     YouTube    
— AVISO DE COOKIES —
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies. X