e-mail
Contraseña

Español
Julio Iglesias hace cantar de nuevo al presidente de Haití, Michel Martelly
29 de Diciembre de 2012
Por: Ramón Santos, Agencia EFE
 

Julio Iglesias ofreció hoy en el anfiteatro de Altos de Chavon de La Romana (este de República Dominicana) un concierto intimista en el que se dio el lujo de compartir escenario con el presidente de Haití, Michel Martelly.

Iglesias inicio su actuación bajo una noche fresca y húmeda en la que hizo varias alusiones a las relaciones entre la República Dominicana y Haití, los dos países que comparten el territorio de la caribeña isla de La Española.
Estas menciones obedecían a que su presentación fue ofrecida para recaudar fondos en favor de una institución presidida por la primera dama de Haití, Sophia Martelly, quien acompañaba a su esposo, al igual que el primer ministro del país, Laurent Lamothe, y la ministra de Turismo, Stephanie Balmir Villedrouin.

"Mi vida está muy relacionada a este país y me gustaría verlo crecer más rápido", dijo Iglesias en alusión a República Dominicana, antes de dirigirse a Martelly, quien estaba sentado en primera fila: "Presidente, Haití lo necesita a usted para salir adelante".

El multipremiado artista continuó su espectáculo con la canción "De niña a mujer" que -recordó- compuso para su primera hija, Chabeli.
Constantemente el cantante pedía la integración en el espectáculo del público que, gustoso, le complacía cada vez. El español tenia energía y le gustaba mostrarla en el escenario, al igual que sus tres hermosas coristas, que se paseaban sinuosas ante el público.

El intérprete de "Me olvidé de vivir" cantaba y hablaba y al hacerlo parecía contar sus propias vivencias. Iglesias lucía empeñado en que la gente conociera la historia de sus canciones, un lujo que un cantante como él puede darse.
"Me gustan los mundos donde no haya fronteras y menos para los niños", exclamó Iglesias antes de invitar al escenario a Martelly, a quien recibió con un fuerte abrazo.
Iglesias saludó a Martelly en francés y le expresó su gratitud por acompañarle en el espectáculo, a lo que el presidente haitiano, siempre sonriente, respondió: "Julio, permíteme practicar mi español", ante la carcajada de las 5.000 personas que llenaban el anfiteatro.

"Me gustaría saludar al presidente dominicano Danilo (Medina) y al canciller (Carlos) Morales, quienes están aquí presentes, así como al pueblo dominicano, al que mi país quiere tanto", agregó el excantante.
Un Martelly siempre sonriente, que agradeció al español su presentación, por ser a beneficio de los niños de Haití, conectó de inmediato con el público cuando dijo que siendo él un cantante toda la vida, jamás imaginó que un día estaría al lado "de un cantante llamado Julio Iglesias".
A continuación, Iglesias invitó a su ilustre compañero de escenario a interpretar la canción "Corazón, corazón", que cantaron en español.

Martelly lució una voz clara y firme y varias veces recibió la ovación del público, sobre todo por la segunda interpretación que hizo con el intérprete español.
Antes de cantarla, Iglesias y Martelly bromearon sobre sus respectivas esposas, quienes estaban presentes. El presidente haitiano se refería a que su esposa, antes de serlo fue su amiga, mientras que Iglesias respondió que la suya, primero fue su mujer y ahora es su amiga.
Entre risas y mutuos elogios pasaron a cantar "To all the girls I loved before" (A todas las mujeres que amé antes) que Iglesias hizo famosa con el estadounidense Willie Nelson.
Al terminar, el artista madrileño abrazó de nuevo a Martelly, quien se retiró luego de saludar al público, quien le rindió una nueva ovación.

El espectáculo continuó con el intérprete de "Hey" destacando las cualidades de su amigo, el famoso modisto dominicano Oscar de la Renta, quien estaba presente entre el público, al igual que la no menos afamada periodista norteamericana Barbara Walters.

Junto a ellos, entre los espectadores figuraban personalidades como el excandidato presidencial por el opositor Partido revolucionario Dominicano (PRD) y presidente de esa fuerza política, Miguel Vargas.
"Si Haití no progresa, la República Dominicana no progresa, aunque esto suene como otra lengua", señaló Julio Iglesias, quien continuamente emitió comentarios en favor de una mejor relación bilateral entre ambas naciones.
La exitosa actuación de Iglesias en República Dominicana concluyó con la canción "A mi manera", que provocó las últimas grandes ovaciones del público, agradecido por este singular espectáculo.
Volver
La versión inédita de Julio Iglesias: habla sobre lo que no habla nunca
20 de Septiembre de 2012
Por: Antonio Lucas, El Mundo
 
¿Dónde está Julio?
"Mi vida se reparte entre España, Miami y Punta Cana durante seis meses. Los otros seis estoy de un lado a otro, cantando. Este año termino la gira el 29 de diciembre aquí, en el Alto del Chavón, y después empiezo en India el 1 de febrero. Ya no paro hasta el 26 de abril en China".

En España, la situación es muy difícil...
"Lo sé perfectamente. Y creo que buena parte del problema está en que el nuestro es un país que se ha movido demasiado en el corto plazo. Muchas infraestructuras se hacen pensando en mañana y no en 30 años. No apostamos por ser competitivos en proporción a la inteligencia que generamos. O sea: es un país desaprovechado en muchas cosas. Hemos tenido una tradición de artistas envidiable. De escritores. De empresarios emprendedores. Incluso de científicos... Y, por supuesto, de deportistas, que es lo que ahora nos hace destacar fuera. Pero con todo, se sigue jugando al corto plazo".

"[Nuestro país] es emocional y apasionado. Inteligente, pero apasionado. Y la pasión, si no se capitaliza bien, propicia que tengamos en vez de un 10% un 25% de parados. Y en vez de tener 1.000 millones de clientes ansiosos de nuestro clima, gastronomía o paisajes, tenemos un 2% de esos 1.000. España es un país privilegiado que se ha dejado arrastrar por un descuido histórico".

"Pero España va a ser redescubierta. Europa tiene necesidad de España. Es el país con más clientes naturales del mundo. Cómo es posible que no tengamos las mejores universidades de Europa siendo un país de acogida de sabios europeos".

El Estado autonómico tampoco parece ser eficaz. ¿Qué dice?
"Habrá que revisar lo hecho hasta ahora en la confección de la España autonómica. Pero no para llegar de nuevo al centralismo. El modelo federal de ciertos países de democracias muy consolidadas no me disgusta. Pienso en los ¡anders alemanes. Es un paso que no se pue- de hacer sin consultar previamente a los ciudadanos. No veo el federalismo en España ahora, sumidos en una crisis como la que atravesamos, pero es asumible cuando vuelva la prosperidad. El federalismo es también un buen antídoto contra ese nacionalismo ciego que no quiere entender que España sólo es posible si se construye entre todos."

¿Quién es usted?
"Un hombre que ha aprendido a aprender. Me dijeron que no podía andar y corrí. Me dijeron que no podía cantar y llevo 40 años haciéndolo. Nunca fui el más guapo y siempre lo parecí... Pero a la vez he tratado de no engañarme a mí mismo".

¿Conoce a Mariano Rajoy?
"He estado con él en dos ocasiones, una cenando y otra de paso. Me parece un señor estoico, capaz de dormir en una cama de piedra. Es alguien tranquilo en un momento de prisas. Quizá su actitud sea sabia, no lo podemos saber aún. Ocho meses en esta situación global no es mucho tiempo. Prefiero la actitud natural de Rajoy a la liturgia reiterativa de Rubalcaba, que tuvo la llave de ciertas soluciones que hoy reclama y no la usó. Me gustaría que el PSOE tuviera al frente una personalidad más joven, más activa, menos reiterativa... Desde el siglo XV hemos heredado muchas penas. Y en los momentos de prosperidad no supimos guardar la leche en un sitio fresco. Aun así, España no merece lo que le está pasando. Es un país bellísimo y emocionante".
"Y yo creo que también los ciudadanos están obligados a hacer autocrítica. La fuerza de un Estado también depende de la convicción que muestra el propio Estado a través de quienes forman parte de él. Un presidente puede hacer muchas cosas, pero no todas".

¿Obama o Romney?
"No conozco personalmente a Obama ni a Romney. Pero sí sé que sus ambiciones de poder son tan grandes que acuden a todas las mentiras necesarias para llegar a él. No me interesa ninguno. EEUU ha tenido mejores presidentes y candidatos. No están en la línea de los grandes".
Volver
  Instagram   Facebook     YouTube    
— AVISO DE COOKIES —
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies. X